Saltar al contenido

La comunidad se une para limpiar el «cenipote» en Ovejuela tras el devastador incendio

julio 2, 2023

VISITAR LAS HURDES

VIAJAR A LAS HURDES

 La comunidad se une para limpiar el "cenipote" en Ovejuela tras el devastador incendio

La comunidad se une para limpiar el «cenipote» en Ovejuela tras el devastador incendio

El 9 de julio, un grupo de aproximadamente 50 voluntarios se reunirá en la Alquería de Ovejuela, una localidad de Pinofranqueado en la comarca cacereña de Las Hurdes, para afrontar una tarea de limpieza a gran escala.

Voluntarios limpiarán el “cenipote” del entorno del río y la piscina natural de la alquería de Ovejuela, tras el último gran incendio

Esta acción comunitaria es en respuesta a los daños causados por un incendio reciente, que ha llenado la zona de un denso residuo conocido localmente como «cenipote».

Victoria Rodrigo, presidenta de la Asociación de Turismo de Las Hurdes, ha encabezado la convocatoria para la acción voluntaria, comprometiéndose a «rascar

RUTAS DE LAS HURDES

hasta las piedras si es necesario» en el esfuerzo por restaurar el área afectada. La iniciativa se centrará en el entorno de la piscina natural de Ovejuela, un popular destino turístico y de baño que se ha visto severamente afectado por el incendio y sus consecuencias.

El «cenipote», como lo llaman los lugareños, es un residuo espeso y pegajoso que surge tras los incendios, y que cubre la vegetación y el suelo,

dificultando tanto la recuperación de los ecosistemas como la accesibilidad y disfrute por parte de los visitantes.

La Asociación de Turismo de Las Hurdes, junto con los voluntarios, se ha propuesto limpiar el cenipote y ayudar a restaurar la belleza natural de la piscina de Ovejuela, en un esfuerzo por asegurar que este lugar querido por la comunidad local y los turistas pueda seguir siendo un punto de atracción y disfrute.

TURISMO EN LAS HURDES

La respuesta rápida y unificada de los voluntarios en Las Hurdes

La limpieza de la alquería y el entorno del río es también un llamado a la acción para otras comunidades afectadas por los incendios. La respuesta rápida y unificada de los voluntarios en Las Hurdes demuestra que la recuperación y la rehabilitación son posibles cuando se trabaja en conjunto.

El día de la limpieza, los voluntarios llevarán a cabo una operación sistemática para eliminar el cenipote y otros residuos,

una labor que requerirá esfuerzo físico y compromiso. Sin embargo, a pesar del arduo trabajo que espera, la comunidad se muestra decidida y llena de esperanza, un reflejo de su fuerte vínculo con su entorno natural y su deseo de protegerlo.

El inicio de las labores de limpieza

Por la mañana, ARBA ofrecerá amablemente un desayuno que incluirá los sabrosos «matahambres», bollitos fritos con miel elaborados tradicionalmente por las ancianas de la comunidad. A mediodía, el Ayuntamiento de Pinofranqueado deleitará a los participantes con una paella, y para la tarde, ATHUR proporcionará un café acompañado de dulces. La jornada culminará con una visita al Centro de Interpretación de la Miel, asegurando que el día termine de la manera más agradable posible.

El plan inicial es abordar la limpieza de la piscina natural de Ovejuela. Posteriormente, se extenderá el esfuerzo de limpieza a las piscinas de Sauceda, Cadalso y Pinofranqueado, con el objetivo de eliminar el «cenipote». Este residuo, además de deslucir el entorno, representa un recordatorio constante de un evento que nunca debió suceder.

Este evento subraya la importancia del cuidado y la preservación del medio ambiente, y cómo un evento devastador como un incendio puede reunir a una comunidad para trabajar juntos hacia un objetivo común: la restauración y la protección de su entorno.

La comunidad se une para limpiar el «cenipote» en Ovejuela tras el devastador incendio

Lee también

CONOCE LAS HURDES

QUÉ VER EN LAS HURDES

Kit Digital

Texto alternativo