Saltar al contenido

Crónica D`ANTAÑO de Don Benedicto en Nuñomoral

septiembre 9, 2023
Crónica D`ANTAÑO de Don Benedicto en Nuñomoral | Las Hurdes

VISITAR LAS HURDES

Crónica D`ANTAÑO de Don Benedicto en Nuñomoral

Crónica D`ANTAÑO. Publicada en el DIARIO DE AVILA el 30 de noviembre de 1953.
Don Benedicto. Hijo del tío Angelino y la tía Manuela, de Nuñomoral suscribo lo que relata el cronista que por lo que veo estaba bien informado, lastima que no ha publicado la segunda parte que es la mas interesante, donde nos podía describir su dilatada vida profesional. Benedicto Panadero Iglesias fue maestro en la escuela de Rubiaco, practicante, etc termino si vida profesional en el Hospital de Salamanca, fue conocido por todos los pueblos y alquerias de las Hurdes altas. Guardo muchos recuerdos de esta familia, en la foto que se adjunta el señor que va montado en el burrito es el tío Angelino.

Idea original de Facebook de Gonzalo Velaz

CRONICA: AUXILIO SOCIAL OBRA DEL AMOR Y LA JUSTICIA

VIAJAR A LAS HURDES

Crónica D`ANTAÑO de Don Benedicto en Nuñomoral
Imagen del Facebook de Gonzalo Velaz

Para una teoría de Auxilio Social estorban quizá las palabras. Las razones del corazón se aprisionan mal en conceptos y cobras son amores y no buenasrazoness, Porque nació de la abundancia de un amor se llamó Obra y Obra aunque naciera de un sentimiento de justicia porque hay justicia que nace del amor como hay justicia que reclama el odio. Auxilio Social se llamó Obra y obras ha venido sembrando inspiradas en su decisión de amor y vestidas de su sentido de Justicia. Obras, por el amor, entrañables; obras, por la justicia, exigentes.

RUTAS DE LAS HURDES

Por el amor y la justicia anchas, bellas, limpias, honestas, decorosas. Distintas de lo que fué la beneficencia de la lástima; distintas de lo que hubiera sido la beneficencia de la revancha. por una prisa de corazón. Un ca- mino que si es hermoso en lo per sonal porque ha sido esforzado y ha venido abierto y alimentado por amor es mucho más hermoso en lo social-histórico Para que aquel niño sea este hombre ha habido que vencer una dura distancia: la distancia social de los piños criados con hambre a los criados con lujo;

la distancia histórica de las revoluciones hechas por la fuerza a la revolución que viene lográndose por amor. He nombrado a Benedicto cuando pude haber hablado de tantos otros nombres conocidos y tantos otros nombres ignorados He hablado de Benedicto porque sé que a él no le sonrojará nunca lo que he dicho de su Infancia, de sus padres, de su covacha familiar.

Benedicto Panadero Iglesias fue maestro en la escuela de Rubiaco

El aprendió a vencer cuando ya le apuntaba el bozo y le lucía la corbata un feo rubor de dar un beso a su madre que inendigaba en su misma presen cla y la de sus compañeros de ventura. Después sintió la dificil victoria de ser fiel a la sangre cuando la sangre es pobre y oscu ra. La misma victoria dificil que gustará ahora si alguien, quizá una mujer limpia y hermosa, sabe que Benedicto era hace 13 años un niño de cuerpecillo lastimoso y alma asustadiza.

Porque sobre Pero con ser bellas las obras la sangre familiar florecerá en la materiales y bello el clima de su auxilio Social, la de la gran familia suya la sangre de la Obra de Auxilio- Ahí están las obras de Auxilio Social. Suyas auténticamente porque sólo suyas, de su estirpe, pudieron haber sido. Ahí están clamando su verdad gozosa y nueva, evangélica, para que quien tenga oidosofga y quieres no los tengan sean responsables de su sordera y tengan que dar cuenta de su obstinada resistencia a la Juz. faación y bella la función misma, hay una belleza superior que ahora comienza a dar sus más logrados valores.

TURISMO EN LAS HURDES

Cuántos nombres, cuántos hombres

Unas promociones de hombres maduros de bien lograda e intima hombría que van a justificar en el logro una labor que ya estaba justificada en la intención y en el ejercicio. Cada uno de estos hombres es un argumento apodictico de una teoria de Auxilio Social que ahora comienza a explicarse. ¡Cuántos nombres, cuántos hombres.

Para quienes hemos vivido Auxilio Social ¡qué tremendo y delicado goce ver «hechos unos hombres a tanto niño pobre-pobres niños-donde la vida se obstinaba en edificar fracasos! Uno se acuerda por ejemplo de aquel Benedicto Panadero Iglesias, un jurdanillo menudo y negrillo, hijo a medias del Angelino y la Manue la y de una casa sórdida cavada en la pizarra, con poco pan y demastados hermanos, ninguna luz y mucho humo, escasa ropa y excesivo frío.

Uno sabe que Benedicto llegó a aquella casa ni soñada del Hogar Caudillo Franco, de Nuñomoral, hace 13 años con un cuerpecillo lastimoso, cubierto de harapos y un alma asustadiza, desnuda de luz y gracias. Su madre lloraba con una emoción agridulce de duelo y esperanza y al apretarle contra el pecho torturaba a un angelito sucio e inexpresivo colgado del cuadril. El padre, cetriao y negro, hacía protestas de su miseria para justificar una entrega que era bien un dolor. Trece años de amor a aquel hijo y aquellos padres y a éstas horas Benedicto es un universitario a punto de alcanzar titulo. Trece años de camino empujado

Crónica D`ANTAÑO de Don Benedicto en Nuñomoral

TE PUEDE INTERESAR

Karok Seo Web TRABooLA TRABooLA contenido Patrocinado Micro Public

CONOCE LAS HURDES

QUÉ VER EN LAS HURDES

Kit Digital

Texto alternativo